Como llevarte bien con tu cliente en tres pasos - hipnosis360

Como llevarte bien con tu cliente en tres pasos

¿Te ha pasado alguna vez cuando conoces a alguien, que en pocos segundos te ha parecido que le conocías de toda la vida? Y por el contrario ¿recuerdas alguna ocasión en la que has sentido rechazo por alguien a quien apenas conocías?

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Esa sensación que perdura en el tiempo a veces es difícil de cambiar. Pero HOY voy a desvelarte el secreto para que ese primer encuentro con un cliente sea totalmente positivo para ambos.

¿Cómo producir una conexión profunda con las personas?

En PNL se conoce como rapport a esta conexión que se produce entre las personas cuando se comunican más allá de las palabras, haciéndole sentir bien, cómodo y en un ambiente de confianza.

¿Para qué querrías producir un rapport? Es sencillo, para que tu cliente te conozca, confíe en ti y le gustes como terapeuta. Es fundamental en terapia, ya que de lo contrario, ¿crees posible que tu cliente te cuente sus problemas si no confía en ti? ¿crees que volverá a tu consulta si se ha sentido incómodo? ¿repetirá contigo si se marcha con la imagen de no haber sido comprendido?

Para que tu cliente confíe en ti, necesita conocerte.

Hay algo evidente en esta vida, y es que nos gusta aquello que se parece a nosotros. Te voy a poner dos sencillos ejemplos con los que comprenderás perfectamente a qué me refiero:

Si estás en el extranjero y te encuentras con un compatriota, automáticamente te caerá bien y te alegrarás de verle, ¿verdad?. Y si acabas de conocer a alguien y es de tu mismo equipo de fútbol, o estudió en la misma escuela que tú, sentirás simpatía de inmediato, ¿a que sí?

Esto es porque nos gusta lo que conocemos, por eso una de las técnicas para lograr el rapport es “hacer de espejo”. ¿Cómo vamos a hacer esto?

  • Imitando su postura corporal.
  • Acompasándole su tono de voz y la velocidad al hablar.
  • Utilizando su mismo lenguaje.

Ahora te explico cómo puedes lograr estos tres pasos:

¿Cómo imitar su postura corporal?

Es evidente que esto lo haremos con la máxima discreción. No se trata de imitar en los gestos pequeños, porque parecerá que nos estamos riendo del cliente. Más bien se trata de imitar la postura. Si está sentado con los brazos cruzados, nosotros también cruzaremos los brazos o más discretamente, las piernas. Si está apoyado en el respaldo del asiento, también nos apoyaremos nosotros.

Importante ser sutiles en esto. Para verificar que hemos conectado a un nivel profundo, probaremos a cambiar nosotros la postura. Si el cliente hace lo mismo, tendremos la prueba de que ha conectado con nosotros.


¿Quieres   Certificarte  Como Experto En Hipnosis Rápida?

Descubre en este curso online como ser un experto en hipnosis y ayudar a las personas a dejar de fumar, adelgazar, superar fobias y mucho más...


Acompasándo su tono de voz y la velocidad al hablar

Si tu cliente habla despacio y con la voz grave, ¿cómo crees que se sentirá si tú le respondes hablando rápido y con la voz aguda? Sin duda, se notaría mucha diferencia entre ambos

Un buen terapeuta se adapta a cada cliente. Seguro que logramos entendernos mejor si ambos hablamos con la misma velocidad y más o menos el mismo tono, ¿verdad?. Créeme, es muy divertido cambiar de vez en cuando tu forma de hablar, acompasando a la persona y adquiriendo esa manera tan personal de comunicar. Todo requiere su práctica, así que adelante!

Utilizando su mismo lenguaje

Cada persona tenemos una forma de procesar la información en nuestro cerebro. Por lo general existen tres tipos bien diferentes y que debes aprender a detectar.

1.- Visuales: Son personas que principalmente piensan en imágenes. Suelen hablar rápido, gesticular mucho, su respiración es acelerada y utilizan palabras visuales como “Mira”, “Lo veo claro”, “Me imagino”, “Verás lo que te digo”…

2.- Auditivos: Prestan atención sobretodo a las palabras y los sonidos. Hablan despacio, su tono de voz es continuo y monótono, apenas gesticulan y usarán palabras relacionadas como “Escucha”, “Me suena”, “Sintonizamos”, “dialoguemos”…

3.- Kinestésicos: Están conectadas con sus sentimientos y tiene una alta percepción de sus sensaciones. Son muy intuitivos, necesitan tocar a las personas y también a ellos mismos y utilizan palabras relacionadas con sus percepciones como “Siento que”, “como un nudo en el estómago”, “percibo”, “me huele mal”,

Cuando detectas el tipo de comunicación que tiene tu cliente, puedes adaptarte utilizando su mismo lenguaje (visual, auditivo o kinestésico según el caso).

En resumen, se trata de familiarizarnos con la persona espejándola en su postura, su voz y su lenguaje. Aquí tienes un vídeo que va a aclararte lo que pretendemos conseguir con el rapport.

10