LOS LÍMITES DE LA HIPNOSIS

Los Límites de la Hipnosis

Los Límites de la Hipnosis

¡Bienvenidos y bienvenidas a este nuevo post! De nuevo de vuelta en este día en el que quiero hablarte de la Hipnosis y sus límites.

Anclajes

Más o menos todos sabemos qué son los anclajes, y cómo realizarlos: Evocar, Magnificar y Anclar. De un modo simplificado este es el proceso. Es un proceso bastante simple realmente, pero sus aplicaciones son incalculables.

Tanto en terapia, como fuera de ella, en nuestra vida cotidiana, podemos usarlos para lo que nos plazca. Un ejemplo podría ser la persona que debe hablar en público: Esta persona con tan solo recuperar algún momento donde se sintiera poderoso y anclarlo tendría bastante para sentirse lo suficientemente envalentonado para salvar ese primer momento de salida a la palestra.

Para la terapia, se utilizan varios sin siquiera ser conscientes: nuestra voz, la música que utilicemos, los olores y ambientadores, la posición y el sillón donde se recuesta el cliente, suponen anclajes que se crean a ese estado de trance y relajación. Y en muchas ocasiones no somos conscientes de ello.

MK – Ultra

La cuestión es, hasta dónde puede llevarse todo este poder de la hipnosis y los anclajes que se realizan bajo el estado de trance.

En los años 60 el “descubrimiento”, por llamarlo de alguna manera, de la hipnosis como tal llevó a los servicios secretos de varios países a indagar en sus posibilidades en el ámbito del espionaje. El más conocido era el proyecto MK – Ultra, que surgió a la luz tras el asesinato de Robert F. Kennedy (ver).

Los experimentos que se realizaban tenían varias vertientes: por un lado, la posibilidad de transportar información sin que ni siquiera el sujeto fuera consciente de ello. Otro era como método de interrogación, y un tercero iba destinado a convertir al sujeto en un autómata que realizara acciones previamente programadas sin cuestionarlas.

¿Cómo lograban todo esto? Pues bien, como no podía ser de otra manera, los anclajes tenían mucho peso en este proceso, acompañados de sugestiones, claro. Al fin y al cabo la hipnosis se basa en sugestiones y anclajes principalmente. Os invito a que busquéis los capítulos de los mentalistas Derren Brown y Keith barry y veáis las opciones que ellos barajan para este fin.

Miedo al Dentista

Otra de las aplicaciones que encontramos en la hipnosis es, por excelencia, el conocido campo de la anestesia.

Creo que todos hemos escuchado hablar de las intervenciones quirúrgicas sin anestesia, sólo utilizando para tal fin la hipnosis. Y lo que casi da más miedo todavía, el dentista. Siempre olvido el nombre del doctor que realiza extracciones con el único uso de la hipnosis como anestesia. Sin embargo, ya no hay sólo uno: Cada vez son más los profesionales que se suben al carro de esta técnica que, además del dolor, alivia el estrés de los pacientes que acuden a sus consultas (ver).


¿Quieres   Certificarte  Como Experto En Hipnosis Rápida?

Descubre en este curso online como ser un experto en hipnosis y ayudar a las personas a dejar de fumar, adelgazar, superar fobias y mucho más...


Conclusiones

Es difícil acotar para estimar un límite real de hasta donde puede llegar la hipnosis. Teniendo en cuenta que es una técnica que nos permite ahondar en nuestra mente y buscar todos sus recursos, creo que lo correcto sería decir que el límite está donde tu mente lo imagine ;).

¡Un Saludo, y hasta la semana que viene!

Manu Rodríguez